Saltar al contenido

El sector automotriz en América Latina

1 de octubre de 2021
El sector automotriz en América Latina 1

El sector automotriz es un sector clave para la mayoría de las economías, por su volumen de negocio, la cantidad de personas empleadas en él, su grado altamente innovador en procesos productivos y su capacidad de contagio hacia sus industrias proveedoras (acero, aluminio, vidrio, caucho, componentes electrónicos, etc.). América Latina no es una excepción, y la región se inserta en el movimiento global de incremento de la producción de vehículos en los países emergentes, en detrimento de los países productores tradicionales. En relación a ello, los países emergentes pasaron a ser la principal región productora de vehículos en el año 2004, y en 2009 producían el doble de vehículos a motor que los países tradicionales. En el caso de América Latina, en la última década todos los países han visto incrementado su parque automotor en mayor proporción al aumento de su población, destacando los casos de Colombia y Perú, con un crecimiento del parque automotor de en torno al 300% en el período 2000-2009:

El sector automotriz en América Latina 1
El sector automotriz en América Latina 1

Fuente: Gráficos extraídos del Informe sobre el sector automotriz en Latinoamérica de BBVA Research: informe completo.

El sector automotriz latinoamericano tiene dos grandes protagonistas, Brasil y México, las dos grandes potencias latinoamericanas en producción y venta de automóviles desde la llegada de Volkswagen a territorio brasileño en la década de 1950 y al mexicano en la década de 1960, época en la que el modelo Escarabajo se convirtió en un auténtico símbolo en ambos países. En la actualidad Brasil y México concentran el 90% de la producción de la región, y son el 6º y 10º productor mundial de vehículos, respectivamente. El ranking de mayores empresas del sector automotriz en Latinoamérica en 2009 según ventas, lo encabezan 5 empresas brasileñas y 5 empresas mexicanas (de empresas matrices europeas, norteamericanas y japonesas como Volkswagen, Fiat, General Motors o Nissan):

EmpresaPaísVentas 2009 (MM USD)Ranking Emp. Latinoamérica 2009
1VOLKSWAGENBrasil12.205,126º
2FIAT AUTOMÓVEISBrasil11.824,829º
3GENERAL MOTORS MÉXMéxico11.485,831º
4NISSAN MÉXMéxico10.150,137º
5CHRYSLERMéxico8.864,649º
6GENERAL MOTORSBrasil8.462,352º
7VOLKSWAGEN MÉXMéxico7.985,360º
8FORD MOTOR CO.México5.697,085º
9FORDBrasil5.473,490º
10HONDABrasil3.090,7151º

Fuente: AméricaEconomía

El siguiente mapa nos muestra la marca y el modelo de coche dominante en cada uno de los países latinoamericanos en el año 2010. Volkswagen sigue dominando los grandes mercados de Brasil, México y Argentina. Por otro lado, Toyota ha conquistado Perú y gran parte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá), y el Chevrolet Aveo es la marca dominante en Ecuador, Colombia y Venezuela:

El sector automotriz en América Latina 3
El sector automotriz en América Latina 3

Visto en @LatinAmericaHoy

Mención aparte merece el sector automotriz en Brasil. Su crecimiento es espectacular: ha duplicado las ventas de vehículos en 10 años hasta 3,6 millones en 2011, y ya es el cuarto mercado mundial por detrás de China, EEUU y Japón. La polémica está en el elevado precio que los consumidores brasileños pagan por los automóviles nuevos. Además del incesante aumento de la demanda de vehículos, los altos precios se explican por los altísimos impuestos (entre el 32% y el 42% del vehículo según la gama). En el siguiente gráfico podemos ver un ejemplo concreto: los impuestos suponían el 42% del precio de un automóvil, y ese mismo automóvil costaba el doble en Brasil (75.000 Reales brasileños, unos 31.000 €) que en México (37.500 Reales) y un 50% más que en Alemania (50.600 Reales):

El sector automotriz en América Latina 4
El sector automotriz en América Latina 4

En conclusión, el sector automotriz seguirá creciendo en los próximos años en América Latina, ya que, a pesar de todo el crecimiento experimentado, el parque automovilístico sigue siendo pequeño, antiguo, y muy concentrado en las grandes urbes. Ello, unido al desarrollo de la clase media en Latinoamérica que conlleva el aumento incesante de la demanda de vehículos, así como el escaso desarrollo de infraestructuras de transporte como el ferrocarril, hacen de la industria automotriz latinoamericana una industria con gran potencial, sobre todo concentrada en los dos gigantes: Brasil y México.